viernes, 5 de julio de 2013

PARIS FALL 2013 COUTURE

Hola a todos!
Ayer terminaba la semana de la alta costura en París, y muchos hemos estado muy pendientes, aunque no hayamos tenido la suerte de poder verla in situ (a  mi, la verdad,  me pillaba un poco lejos jaja). Pero aún así tengo mi opinión personal, coincida o no los críticos de Le Monde, sigue siendo mi opinión.

Valentino

Hacer una valoración de la alta costura es una tarea difícil.
Lo que debemos valorar es el trabajo artesanal, la técnica, la innovación, debemos mirar cada prenda como una obra de arte, ya que no son prendas pensadas para ser llevadas a la calle; y es ahí donde comienza la complicación.

Cada couturier tiene su propia visión de este arte, y hay colecciones que están hechas muy a propósito de las divas de Hollywood, otras dignas de estudio y admiración aunque solo pueda hacerse en una pasarela o exposición; otras, que pierden la esencia de lo que es el desfile de alta costura porque son prendas corrientes a pesar de estar confeccionadas con lujosas telas; y después están las colecciones que son un absoluto despropósito, hechas única y exclusivamente para llamar la atención.

Por supuesto que los desfiles más visitados y que generan más expectación son los de  las maisons francesas, Chanel, Dior, Jean Paul Gaultier... y habrán sido el delirio de fashionistas, editores de moda y profesiones varias, pero yo, como ya he dicho personalmente opinando, esperaba más.

Chanel me ha gustado. Su emblemático tejido de tweed ha estado presente en casi toda la colección, en fabulosas chaquetas entalladas, preciosos abrigos-minivestidos con botas legging , me han encantado los trajes de falda y chaqueta corta con blusa de seda, pero la verdad, parecía una colección de pret a porter.

Chanel
Respecto a Dior, con la expectativas que yo tenía para Simons, no me ha gustado nada, salvo algunos trajes, en príncipe de Gales y pata de gallo que no podían faltar, el resto no me ha dicho nada, o tal vez haya sido una colección demasiado avant-garde que yo no he podido entender, pero para mí, tuvo bastante más interés el front row del desfile.
Dior

Hubo muchos diseñadores, que por supuesto no dudo de su talento, ni de que tengan una técnica de corte y diseño estupenda, pero si el resultado se pareciese más a un vestido mejor que mejor. 

Alexis Mabille, Eric Tibush, On aura tot Vu,  Clarisse Hieraix, Dany Atrache, Kim Hicks, Julien Fournier,  diseñadores con la trayectoria  del resurgido Chistian Lacroix  con una colección cápsula para Schiaparelli: no me han parecido más que espectáculo, yo no veo nada nuevo.

Franck Sorbier
Alexis Mabille
Giambattista Valli, me ha sorprendido bastante, con la mitad de
su colección grandiosa como  se esperaba, pero la primera mitad de esta, parecía pertenecer a un creador totalmente diferente.

Gianbattista Valli

Algunos artistas invitados y otros consagrados, no sé como pueden llamar alta costura a esos trapillos; si se trata de anudar  una sábana sobre el vestido, tengo en casa dos diseñadoras en potencia de 3 y 6 años que son capaces de crear maravillas con esta técnica. Y aunque son colecciones ponibles, no me imagino estos diseños sobre muchas alfombras rojas.
Rad Hourani Unisex, sin pretender juzgar su talento, que no es mi intención, para mí, lo de poner las solapas de las chaquetas boca abajo, y las mangas en la cintura, más que innovación, me parece cambiar las cosas de sitio.
Para Maison Martin Manguiela, la verdad, no tengo palabras.
Será mi propia aficción personal al srteet style, pero yo me hubiese quedado en Tuilleries observando el desfile que acude al evento.

Schiaparelli

Atelier Gustavolins

Maison Martin Margiela

Rad Hourani Unisex
Giorgio Armani Privé, se lució con su grandísima colección, llena de delicados vestidos de noche, rebosando elegancia y feminidad.


Giorgio Armani Prive

Elie Saab, lo mismo que Zuair Murad, fieles a su estilo, siempre son capaces de sorprender con sublimes diseños.


Elie Saab                                                          Zuhar Murad

Iris van Herpen, la diseñadora holandesa invitada en París, presentó una bucólica colección inspirada en la naturaleza, llena de plumas, cabezas de ave, simuló escamas y raíces y a pesar de lo poco convencional   de las complicadas estructuras de sus vestidos en forma animal, me evocó un delicado trabajo y creo que logró plasmar su inspiración en las telas.
De Serkan Cura puedo decir que demostró arte absoluto.

Serkan Cura 

Me encantaron la faldas de Natan, muy voluminosas, tableadas horizontalmene y muy estructutadas, combinaban perfectamente con blusas fluídas y joyas, o con piel de visón y guantes. Claro que no todo me gustó, las siluetas trapecio de hombros a pies no me parecen muy favorecedoras, pero en general, una colección muy elegante.
Georges Hobeika también se lució, vestidos realmente preciosos en sedas, guipures, tulles, abrigos finísimos con bordados increíbles, trajes de chaqueta con flores de lis, pasando del rojo oscuro a los tonos pastel, todos los zapatos coordinados, decorados con sutiles encajes, y aunque para mí sobraban las golas, de lo mejor de la semana.

Y dejando lo mejor para el final, aunque se me queden algunos en el tintero que no me han llamado tanto la atención, no me voy a alargar demasiado porque faltan las tres colecciones grandiosas que pisaron París esta semana.

Valentino nunca defrauda, y menos estos diseños elegantísimos, en líneas muy depuradas, con tejidos ingleses y damascos, una alta costura ponible, que a la vez sorprende por su sencillez y buen gusto. Los vestidos, brocados y decorados con sedas estratégicamente colocadas, se mezclan con las lanas exquisitas de los abrigos en espiga.

Valentino

La sofisticadísima Ulyana Sergeenco, una de las trend setters más glamourosas del panorama ruso presenta su nueva colección trabajando gruesos tejidos de lana con finas organzas y pieles de visón. Realizando bordados grandiosos,  punto smock en cuellos que recuerdan los diseños de principios del S.XX, junto con los encajes, las siluetas de faldas largas muy entalladas en la cintura y también de corte imperio. La joven rusa completa sus creaciones con elegantes detalles y trabaja la mezcla de volúmenes con una majestuosidad increíble. Introduce el bonnet como accesorio principal, y nos demuestra con sus bordados en lana, como trabajando los materiales más primarios, se pueden hacer prendas de absoluto lujo y exquisitez.

Ulyana Sergeenco

Y quien (a mi parecer) ha derrochado talento y novedosidad, a la vez que elegancia y técnica, ha sido Stephane Rolland.  Una pasarela de la más alta categoría, abierta y cerrada por Nieves Alvarez, quien pasó del negro al blanco con impecables diseños llenos de vanguardia y sofisticación. Un espectáculo que contó con el arte flamenco de Rafael Amargo, en honor a España; olé olé y olé.
Los vestidos vaporosos confeccionados con maravillosos rasos fluídos, elegantes capas, amplísimas mangas e incluso la fusión entre ambas; vanguardistas chaquetas que se dividían en dos prendas de una sola manga para formar al final una sola pieza, pero eso sí, sin dejar de ser chaquetas. En fin...envolverse en estas creaciones sería un auténtico sueño.



Estephane Rolland

No hay comentarios:

Publicar un comentario