domingo, 30 de junio de 2013

PERSONALIDAD FEMENINA - FRIDA KAHLO



FRIDA  Y LA LUCHA DE LAS MUJERES ENFERMAS DE FIBROMIALGIA



Frida Kahlo (1907-1954), fue una pintora mexicana de ascendencia alemana y estilo surrealista, que plasmó en sus obras los sentimientos de sufrimiento en su vida cotidiana.
Su vida estuvo fuertemente marcada por el dolor y las secuelas que dejó en su cuerpo el grave accidente que sufrió a la edad de 18 años.
A partir de entonces, en sus largas convalecencias tras cada nuevo tratamiento u operación, de las 32 a las que fue sometida, comenzó a pintar, a modo de entretenimiento, lo que más tarde se convirtió en pasión de vida.

En 1926 comenzó su pintura autobiográfica, basada principalmente en sus sentimientos y dificultades por sobrevivir, reflejados en sus abundantes autorretratos.
Mujer de una personalidad arrasadora e ideas revolucionarias, frecuenta grupos políticos desde muy joven, así como ambientes literarios y artísticos, donde conoció a quien fuera su marido Diego Rivera, militante del partido comunista y gran pintor muralista.
A partir de la gratísima impresión que causó en Diego Rivera la obra de Frida, comenzó a forjarse la tormentosa relación de su matrimonio, plagada de infidelidades, separaciones y nuevos sufrimientos.




La obra de ambos fue especialmente reconocida en EEUU donde Frida participa en importantes exposiciones y a Diego, le son encargados numerosos trabajos.
Murió en 1954, profundamente enamorada del hombre que nunca le dio estabilidad.


En décadas posteriores fue estudiada en profundidad, la enfermedad que  Frida  pudo padecer.
El dolor crónico generalizado que sentía, el sufrimiento psíquico y la disminución de la autoestima, el cansancio ante mínimas actividades, las alteraciones del sueño y la ineficacia de los tratamientos, apuntan a una fibromialgia postraumática, desarrollada a raíz del violento accidente sufrido en 1925, donde fueron fracturados múltiples huesos de su cuerpo, y fue atravesada por una barra de acero del autobús en el que viajaba.
A Frida Kalho, le fueron diagnosticadas numerosas enfermedades, entre ellas tuberculosis y sífilis; fue sometida a diferentes pruebas y tratamientos a lo largo de su vida, lo que caracteriza a los enfermos de fibromialgia.


 
 
El sufrimiento de los afectados por esta enfermedad  (que padece entre el 2 y el 4% de la población, en su mayoría mujeres) es de tal magnitud, que no llegan a poder expresarlo; el desconocimiento médico hacia esta afección que recién se empieza a estudiar en las universidades, el difícil diagnóstico, el fuerte dolor musculoesquelético que genera a su vez depresión,  el impedimento hacia actividades cotidianas, y la incomprensión social y en muchos casos familiar, dejan sumido al enfermo en un oscuro ambiente de dolor, tristeza y soledad, que dificulta mucho el padecimiento, junto con el problema añadido de que, por el momento, no tiene curación.



La pintora dejó graficamente plasmado en sus cuadros, como La Columna Rota o El Venado Herido, expresado por medio de flechas y clavos, su insoportable dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario