sábado, 18 de enero de 2014

PERSONALIDAD FEMENINA - VIRGINIA WOOLF

La grandísima escritora del modernismo anglosajón, Virginia Woolf, (1882 - 1941), fue novelista, ensayista, editora, feminista, crítica literaria y escritora de cuentos.

Su padre,  el novelista, historiador, ensayista, crítico y biógrafo Sir Leslie Stephen, y su madre, Julia Prinsep Jackson, famosa modelo de los pintores prerrafaelitas.
Educada en un hogar de clase alta y muy relacionada con el entorno intelectual y literario de la sociedad victoriana del elegante Kensington.
Virginia, fue pionera en la reflexión de la identidad femenina y su relación con el arte y la literatura, destacando sobre todo sus ensayos; la obra Una habitación propia, tendría una extrema importancia para el movimiento feminista.

Después de haber muerto sus padres, ella y sus hermanos venden su propiedad y se establecen en el barrio de Bloomsbury, que comienzan a frecuentar personalidades del ambiente intelectual de Londres, compañeros universitarios de su hermano, artistas influidos por la psicología, políticos y economistas que fueron llamados el Grupo de Bloomsbury.
Miembro de este grupo fue también su marido Leonard Woolf, con quien fundó la editorial Hogart Press, que editó las obras de relevantes escritores de la época.

La corriente modernista, está directamente influenciada por el experimentalismo, y se distingue por su afán por la ruptura con la herencia victoriana.
En la narrativa de Woolf, no es la trama lo más importante, pues en sus recursos literarios (experimentales en aquella época) destaca más la belleza de su prosa, la originalidad de su estilo, y su especial interés en la conciencia humana y la filosofía, también en menor medida la libertad sexual.
Domina con especial maestría el monólogo interior, y lo demuestra en sus ensayos, novelas y poesías; también nos dejó cuentos en su antología, y fue una excelente crítica literaria.

La autora, padeció durante su vida una dura enfermedad que hoy conocemos como trastorno bipolar, y sus constantes crisis nerviosas y depresiones la llevaron a ser ingresada varias veces. En la última de estas crisis, decidió suicidarse lanzándose al río Ouse.

Algunas de sus magistrales obras:
La Señora Dalloway (1926)
Al faro  (1927)
Orlando (1928)
Una habitación propia (1929)
Las Olas (1931)

No hay comentarios:

Publicar un comentario