viernes, 18 de abril de 2014

LA MODA Y EL ART - NOVEAU

La corriente artística del Modernismo, se establece como estilo desde 1890 hasta principios de la Primera Guerra Mundial en 1914, produciéndose a lo largo del impresionismo,durante la llamada Belle Êpoque a principios del S. XX.
Se produce en un intento de crear un estilo diferente al historicismo caduco, predominante en el S.XIX, caracterizándose por el uso de lineas sinuosas asimétricas, basadas en las lineas vegetales.
Es un arte típicamente ornamental y se manifiesta profundamente en las artes aplicadas y decorativas, con las novedades derivadas de la revolución industrial, hierro y cristal.

Arquitectura de Victor Horta
Los ideales estéticos proponían democratizar la belleza y el arte, de modo que todos los objetos cotidianos tuvieran valor estético.
También cobra mucha importancia en las artes gráficas y en mobiliario, joyería, rejería, mobiliario urbano (kioskos, estaciones de metro, bancos, papeleras).
Esta corriente, tuvo su mayor apogeo en la Exposición Universal de París en 1900, destacando principalmente la galería Maison de l'art Nouveau.

Làmpara de Tiffany
Una figura indispensable en el movimiento modernista es el pintor Gustav Klimt, perteneciente a la Secesión Vienesa, movimiento en el que se gestó el simbolismo, un nuevo concepto de pintura de contenido poético. Esta corriente que procede de los prerrafaelitas y deriva en el Art Nouveau, pretende instaurar la fantasía y subjetividad impresionistas y neo-impresionistas.


J W Waterhouse (Prerraphaelites)
Klimt (Secesión Vienesa)

Alfons Mucha (Art-Nouveau)
La pintura simbolista de Gustav Klimt, se caracteriza por la omnipresencia de lo femenino, representando todo lo enigmático, lo que no se somete a la razón ni a la ciencia, lo puramente simbólico.
Klimt concilia arte, reforma y moda en sus cuadros y construyó junto a Emilie Flögue (con quien compartió su vida),el salón de modas Flögue, (diseñado por sus amigos Koloman Moser y Joseff Hofman, al estilo de los talleres vieneses) donde se dedicó al diseño textil, centrándose en el color y los tejidos con influencias japonesas.Creó la imagen de la marca y se convirtió en el primer fotógrafo de moda de la historia, con Emilie como primera modelo.
En sus pinturas, retrató a damas de la alta sociedad de Viena, que se convirtió en el segundo referente de la moda después de París.





Emilie Flögue, abre en compañía de sus hermanas el salón de alta costura, que le dará el reconocimiento público, y que se convirtió en el lugar de reunión de moda obligado de la sociedad vienesa (el mismo Pioret viajó a Viena para conocerla).

Conjuntamente con Klimt, diseñó algunos vestidos siguiendo la técnica Reformkleidung, que buscaba la libertad de movimiento. Es considerada como una diseñadora revolucionaria, por sus influencias japonesistas y bidimensionales, inspiradas en los mosaicos bizantinos de Rávena que Klimt había visitado.






En joyería parte fundamental de la moda de la época, empiezan a ser utilizadas novedosos materiales y técnicas, sobre todo de esmaltado, y el diseño pasa a considerarse más importante que el valor en sí de la joya; esto da  lugar a una linea de un importantísimo referente en la época. Importantes joyeros, creadores del nuevo arte, como el francés René Lalique, el norteamericano Tiffany, o el mismísimo Fabergé, nos dejaros grandiosas muestras.

Masriera

Bajo esta perspectiva, el vestuario da un giro, adaptándose las prendas a la visión de belleza sensual y de inspiración en la naturaleza.
La moda Art-Nouveau, se identifica por el cambio de las siluetas, cargadas de curvas sinuosas y referencias naturales, en bordados, estampados y encajes en los que encontraron la diferencia deseada con la máquina.
Diseñadores como Drècoll, Lanvin o Doucet, recrearon estas tendencias en el vestido, con colores pastel y la representación de la naturaleza con grandes aderezos de plumas, flores, y lujosas telas brocadas creando la novedosa silueta eduardiana.
 


Pero también nacieron otras tendencias, dando un paso más allá en la época del Art-Nouveau, acercándose al cubismo; Paquin, junto con Pioret y Fortuny, imponen el corte imperio británico, con el talle bajo el pecho, creando de esta manera, la silueta de la mujer moderna, con una ropa totalmente nueva y diferente a la que había, inspirándose en el traje tradicional oriental, imitando los estampados y colores vivos.
 


Igualmente las hermanas Soeurs (como las Flögue), realizarán diseños llenos de detalles exóticos, mangas kimono, fajas de borlas, paneles de raso bordado... Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, esta corriente comenzó a ser avandonada en favor del arte moderno, con trazos simples y rectilíneos, más en armonía con la estética de los diseños industriales. De esta forma, al comienzo de los años '20, el estilo se había vuelto más sobrio, dando paso al Art-Deco.



Post dedicado a mi madre, M. Antonia Alija
culpable de mi vicio historicista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario